¡Quiero dibujar dinosaurios!

En Patatito nos encantan los dinosaurios, así que publicaremos de vez en cuando sobre ellos, siempre acompañado de dibujos para colorear hechos especialmente para ti.

 

Hoy hablaremos PALEOARTE: El arte de reconstruir animales extinguidos (además de hombres y mujeres prehistóricos, claro) y de uno de sus mejores representantes a nivel internacional: Mauricio Antón.

 

Mauricio es paleoartista. Nació en Bilbao en 1961 y actualmente trabaja en el Museo de las Ciencias Naturales de Madrid.

Son numerosas las portadas del National Geographics que ha dibujado, y realmente las imágenes que crea son impresionantes y bellísimas.

 

Dice Mauricio que todo niño o toda niña llevan dentro un paleoartista. ¿Tú también? Responde a estas preguntas y lo sabremos:

 

¿Te gusta dibujar?

¿Te gustan los dinosaurios, los mamuts, los tigres de dientes de sable…?

¿Te gusta imaginar?

¡Tú también puedes ser Paleoartista!

dibujos-para-colorear-dinosaurios-triceratops-diplodocus-ninos

¿Cómo lo hace? Sigue un protocolo para ajustarse lo más posible a la realidad:

  1. Estudia los fósiles, si es posible, directamente. “Lo ideal es conseguir un esqueleto articulado completo en una postura biológicamente posible”, pero muchas veces tienen que recurrir a la anatomía comparada, porque se encuentran sólo fragmentos de huesos o de esqueletos.
  2. Van añadiendo capas musculares desde las marcas de los huesos hasta la superficie.
  3. Reconstruyen la apariencia externa. ¿Cómo era la piel, cómo eran las plumas, etc.? También su entorno. Para esto tiene que estudiar mucho los restos fósiles de plantas, minerales, geografía, clima, etc.

 

Poder viajar en el tiempo al ecosistema prehistórico era su sueño de niño.

 

Dibujó el Homo Antecesor de Atapuerca y fue un reto difícil, porque partió de unos restos craneales parciales de un adolescente, y casi todo el registro fósil del género Homo es de adultos.

 

A veces algunos compañeros paleoartistas hacen su versión de los mismos seres y son muy diferentes, porque Mauricio y otros trabajan con disecciones y con anatomía de los grandes homínidos, como orangutanes o gorilas, mientras que los primeros se basan en datos de la anatomía forense, que da datos del ser humano moderno, no de los prehistóricos. El resultado puede ser muy diferente.

 

Mauricio Antón organiza safaris para ver grandes felinos en África para tomar apuntes, a Bostwuana, y se alegra de que allí ya no se pueda cazar más que con la cámara de fotos y el lápiz.

 

En próximas entradas veremos la primera representación que se hizo de un dinosaurio, en el siglo XIX, de mano del inglés Richard Owen y muchas curiosidades más. ¿Sabes que se organizaban cenas dentro de la figura que se hizo de ese dinosaurio?

 

 

Para imágenes: busca Mauricio Antón National Geographics y flipa.

 

Contáctanos en 679 664 693 o en patatitoextraescolares@gmail.com

 

Plastilina casera para una tarde de vacaciones con niños/as

Buenas tardes:

Muchas veces en vacaciones tenemos muchas horas por delante en las que no sabemos qué hacer con nuestros hijos e hijas. Os ofrezco una alternativa que he probado tanto en casa como en las extraescolares creativas (comprobado que les encanta desde los dos o tres años hasta los 12 años): plastilina casera con ingredientes naturales que casi seguro tienes ya en la cocina.

¿Lo mejor? Pasar  varias horas juntos y entretenidos, desde la elaboración hasta el juego, valorar el hacer las cosas uno/a mismo/a… y además es muy barato. Los/s pequeños/as valoran además la gran cantidad de masa que pueden manejar y las mezclas de colores que consiguen. En la imagen, hemos hecho los primarios (azul cyan, amarillo y rojo carmín) para que obtengan todos los demás.

plastilina-colores-basicos¿Empezamos? Ingredientes

Harina: 2 medidas (un vaso, una tacita…)

Levadura: una cucharadita (puedes usar el sobre para varias mezclas)

Aceite: un chorrito

Sal: una medida

Agua : una medida

Opcional: colorante alimentario o un poco de témpera. Si no tienes, puedes usar cúrcuma para lograr amarillo o colorante alimentario para naranja. La masa color crudo también es atractiva, y puedes decirles que si les gusta, otro día compráis colorante.

Una cazuela y una cuchara de madera.

Mezclar en una cazuela a fuego medio todos los ingredientes. Si vas a usar témpera o colorante, mejor añádelo al agua antes de incorporarla. Cuando empiece a espesar, dejar cocer cinco minutos y dar vueltas de vez en cuando. Está hecho cuando no se pega a los dedos, y el aspecto es el de la foto superior. Deja enfriar unos minutos y amásalo. Tiene que tener una textura agradable similar al Play-Doh y no pegarse a las manos. (Cuando llevas un rato manipulándola sí quedan restos, pero se retiran con agua y jabón).

¡Y ahora, a jugar!

Abajo, mi hijo Leo llenó de huevos de colores el nido de este pterodáctilo, y los niños y niñas del CEIP San Inazio de Bilbao, con preciosas obras.

plastilina-pterodactilo-huevos20160617_171155_resized

Sugerencias: que empiecen haciendo bolas y churritos o serpientes. Puedes llevarles luego macarrones o fideos para que los inserten y se entretengan. Si la dejas secar se agrieta y no tiene buen aspecto, es una masa para jugar y volver a amasar.

Puedes guardar la masa en un recipiente con tapa y se conserva un tiempo indeterminado, desde 24 horas a 15 días sin que haya logrado encontrar la razón de que se estropee: lo notarás cuando se pegue a los dedos… Será el momento de tirarla y hacer nuevo.

Espero que te haya sido útil.

¿Quieres actividades así en el colegio de tu hijo/a? Llámanos.

Sormena – Creatividad

Un abrazo.

Patatitoextraescolares@gmail.com

679 664 693

 

 

 

Actividades para vacaciones: caretas para imprimir y colorear de la Patrulla Canina: Everest y Chease

Buenas tardes:

Si tenéis niños o niñas pequeños, seguro que conocéis los nombres y las andanzas de estos cachorros (también es posible que podáis decir algunos fragmentos de diálogos de memoria… al menos a mí me pasa, jeje).

Antes de las vacaciones de Navidad, Semana Santa y verano siempre llevo unos regalos a mis alumnos/as, generalmente dibujos que les encantan y que aún son muy difíciles para realizar, o alguna actividad. Y visto el rotundo éxito que ha tenido, lo comparto con vosotros/as.

He hecho los dibujos yo misma con todo el cariño.

Ideas y consejos:

  1. Si lo imprimes en cartulina, sirve de careta con resistencia suficiente.
  2. Tendrás que echarle una mano para recortar los ojos si quieren ver (también pueden pintarlos y decorar su cuarto sin cortarlos.)
  3. Para olvidarte de la goma elástica, te propongo un folio u hoja de revista enrollado con cuidado bien apretado con un poco de pegamento al final: queda un palo de colores muy resistente que puedes grapar a un lateral para que tu hijo/a juegue con más comodidad.

Hoy incluyo a los favoritos totales por votación mayoritaria: Everest y Chease.

Un abrazo.

El proceso creativo en imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Buenos días:

Ayer terminé una ilustración y me di cuenta de que había estado sacando fotos a todo el proceso paso a paso, así que os lo presento a continuación. Espero que os guste.

La idea inicial partió del cómic que estamos haciendo, en una de las viñetas toman un café la directora del colegio, Baba Yaga y el papá, Lobo Feroz, mientras hablan de la preocupación de ambos por el exceso de tiempo que pasa la pequeña Wolverina delante de la pantalla de su tablet. Cuando leí el guión se formó la imagen nítida de repente, y al dibujarla me di cuenta de que merecía un tratamiento aparte. Cuando me sucede eso siento la necesidad de dibujarlo, y de hecho, hasta que no lo hago se convierte en un constante recordatorio a mí misma de que necesito pasarlo a papel.

Veo ahora las imágenes y recuerdo que, en mis clases, una de las cosas que más cuesta a los niños es dejar algo sin terminar esa hora para mejorarlo al día siguiente, bien porque es complejo o bien porque merece más tiempo. Es una pena, pese a lo que les insisto, que no realicen una obra en varias sesiones, ya que lo que puede hacerse en una hora es limitado. Creo que es parte del ritmo de la escuela: se termina la clase, se termina lo que sea que estés haciendo. Espero poder contribuir, desde las horas que imparto, a una ralentización del ritmo de algún niño, de alguna niña.

Hasta la próxima, gracias por leernos.

Virginia Castanedo

Extraescolares creativas y apoyo escolar. 

Niños y niñas: www.patatito.com

Adultos/as: www.elcaminocreativo.com

679 664 693

 

 

 

Emociones dentro del aula

Ayer terminé mis clases por este año 2015 y me puse a pensar en lo aprendido estos meses. Al final de la jornada y en cada período vacacional con más detenimiento, pienso qué he hecho bien, en qué me he equivocado y cómo arreglarlo, qué puedo mejorar en mi labor como docente y como ser humano.

Este curso me llaman la atención las clases con preadolescentes, con un aumento de la violencia en el trato mutuo y un señalamiento del diferente.

Me parece fundamental insistir en un tratamiento positivo entre las personas, brindando alternativas desde el respeto y el amor.

Planteamos un diálogo en el que ambas partes se sientan escuchadas, buscamos los orígenes de la riña y encontramos soluciones, que siempre parten de un “lo siento“, “perdona“.  Si no es posible por el estado emocional del niño o de la niña en ese momento, esperamos a que gestionen su enfado o frustración, se tranquilicen y llegamos a un acuerdo al final de la clase. Incluso si eso conlleva a jugar o a estar en espacios diferentes si no logramos de momento funcionar en armonía.

Recuerdo concretamente un grupo de edades 9-11 años, en el que dos niñas se enzarzaron en una discusión verbal (algo que entraba en su costumbre). Cuando las pedí que me explicaran qué había pasado, cada una por su lado empezó a hablar de rencillas pasadas hace años. ¿Y cómo se soluciona una pelea si no hablamos desde el aquí y el ahora, sino que lleva el remolque del rencor acumulado? Así se lo expresé:

Me parece que lo que sucede es que os conocéis desde hace tantos años sin haber solucionado las peleas que cualquier cosa que haga o diga la otra os va a parecer mal“.

Ambas agacharon los ojos y asintieron. Propuse decir al menos dos cosas positivas de todas y cada una de las personas del grupo, y aceptaron. Este proceso duró toda la hora, mientras dibujaban, y fue muy positivo. Descubrieron que en realidad, debajo de todo, se caían bien. El ambiente la semana siguiente mejoró de manera sustancial. Confío en que continúe así en enero.

Como propuesta de reflexión personal: ¿reaccionarías igual a eso que te ha ofendido de alguien si acabaras de conocerlo/a?

A todas las personas que nos leen, muchas gracias y feliz Año.

 

 

 

La frustración en los/as niños/as y dos propuestas para realizar en familia

¿Qué sucede cuando nuestro hijo/a se pone a llorar por algo que no ha conseguido hacer o tener? Muchas veces, con la mejor intención, nos apresuramos a darle lo que quiere, pero eso puede resultarle perjudicial por varias razones:
¿Qué aprenderá del funcionamiento del mundo si siempre consigue sus deseos? ¿Qué sucederá con la siguiente situación vital en la que no podamos proporcionárselos? Las limitaciones nos duelen, también a las personas adultas, y a la vez nos confrontan con hasta dónde podemos llegar, bien para esforzarnos un poco más o bien para decir: “llego hasta aquí”. Los límites nos acercan a la realidad.
Si hace las cosas “mal” para aprender poco a poco a hacerlas mejor, a la vez que también aprende a aceptar que todo conlleva un proceso, que las cosas no salen bien a la primera, que es necesario seguir intentándolo, que no pasa nada si no lo consigue esta vez, está creciendo de manera sana.

4 consejos para actuar para aprender a canalizar la frustración:

– Ten en cuenta que tu hijo/a se enrabieta porque se siente mal, no para molestarte: ha querido hacer algo y no ha podido, o le ha salido de otro modo, o se ha peleado…
– Tratar de empatizar con las emociones del niño/a, y verbalizarlo: “Sé que te sientes enfadado/a porque querías que te saliera ese dibujo tan bonito“. Podemos contarle cómo aprendiste tú a hacer algo poco a poco, y preguntarle: “¿Y si lo intentamos de otra manera?“. Tener permiso para experimentar y para desarrollar la creatividad amplía el horizonte de respuestas positivas.
Respetar el llanto, es su manera de desahogarse.
Dejar que el/la niño/a hable de lo que le sucede: a veces, sólo necesitan comprensión y cariño para resolver las cuestiones ellos/as solos/as. Preguntarte siempre: ¿Qué necesita mi hijo aquí y ahora? ¿Mi cariño, mi comprensión, un abrazo, que le ayude con esto…?

Lo más fácil y rápido es solucionarlo tú todo, pero lo mejor a medio y a largo plazo es que sea él o ella quien diga qué quiere y qué necesita, que aprenda a gestionar su frustración.

En muchas ocasiones, su desesperación no viene por lo que creemos que está llorando, sino por una acumulación de pequeñas frustraciones a lo largo del día. ¿Qué necesitas tú después de una jornada dura? Tal vez lo mismo: cariño, comprensión, una buena cena y ánimo para intentarlo mañana de nuevo.
Propuestas:
1. Descarga nuestro dibujo de la niña llorando y comienza una conversación sobre las emociones. Puedes pregúntale: ¿Por qué crees que llora?
¿Cómo se siente?
¿Qué podría hacer para sentirse mejor?
¿Te acuerdas de la última vez que lloraste, qué te pasó, cómo te sentiste?
Y deja que tu hijo/a se exprese. Así, la próxima vez que coja una rabieta, podrás recordarle el dibujo y lo que hablásteis, las soluciones que el propuso.
SMLXL

Propuesta 2. Los oficios. Recomendado a partir de 4 años.
Es más divertido si participan dos niños o niñas, pero también puedes participar tú. Cada niño elige un oficio y tiene que hacer gestos para que las otras personas lo adivinen.
Al terminar, puedes preguntarles si además de hacer cosas en los oficios también tienen que saber relacionarse con las personas, y cómo. Por ejemplo, el panadero que también vende el pan, o la cocinera que es jefa de cocina y tiene empleados/as, etc.
Esperamos que te haya gustado.